Goldilocks y los tres osos

Told in Spanish

Una vez sobre una época había tres osos.

Un oso del papa, un oso del mama, y un pequeño oso del bebé.

Vivieron todo en una casa pequeña en el bosque.

Un desayuno preparado oso del mama de la mañana. Y los tres osos se sentaron abajo a sus tazones de fuente de gachas de avena.

¡Pero las gachas de avena eran demasiado calientes! Los tres osos decidían tan ir para una caminata mientras que las gachas de avena se refrescaron.

Pronto después de que se fueran, adelante vino una pequeña muchacha. Ella golpeó en la puerta. Nadie contestaron. Ella entró tan . Su nombre era Goldilocks.

Goldilocks se encontró en la cocina. En la tabla ella vio tres tazones de fuente de gachas de avena.

¡Goldilocks tenía hambre! Ella se sentó tan abajo para comer. Ella probaba el tazón de fuente grande de gachas de avena. Pero eran demasiado calientes.

Ella probaba después el tazón de fuente de tamaño mediano de gachas de avena. Pero eran demasiado frías.

Entonces ella probaba el pequeño tazón de fuente del bebé de gachas de avena. Apenas correcto.

Y ella lo comió todo para arriba.

Goldilocks era cansado. Ella vio tres sillas. Ella se sentó en la silla grande. Pero era demasiado duro.

Ella se sentó en la silla de tamaño mediano. Pero era demasiado suave.

Entonces ella se sentó en la pequeña silla del bebé. Apenas correcto.

¡Y entonces ESTRÉLLESE! La silla se rompió y Goldilocks cayó al piso.

Goldilocks era soñoliento. Ella fue arriba. Allí ella encontró tres camas. Ella coloca en la cama grande. Pero era demasiado duro.

Ella coloca en la cama de tamaño mediano. Pero era demasiado suave.

Entonces ella coloca en la pequeña cama de bebé. Apenas correcto.

Y Goldilocks estaba dormido pronto rápido.

Y mientras que ella durmió los tres osos vinieron a casa.

El oso del papa miraba la tabla de cocina y dijo, “alguien que comía mis gachas de avena!”

“alguien que come mis gachas de avena!” oso dicho del mama.

“alguien que come mis gachas de avena!” pequeño oso dicho del bebé. “y lo comieron todo para arriba!”

“alguien que se sienta en mi silla!” oso dicho del papa.

“alguien que se sienta en mi silla!” oso dicho del mama.

“alguien que se sienta en mi silla!” pequeño oso dicho del bebé. “y lo rompieron a los pedacitos!”

“alguien que duerme en mi cama!” oso dicho del papa.

“alguien que duerme en mi cama!” oso dicho del mama.

“alguien que duerme en mi cama!” pequeño oso dicho del bebé. “y ella todavía está aquí!”

Y con ese, Goldilocks despertó, vio los tres osos, gritados, y saltado perro de la ventana. Y funcionó lejos. Y los tres osos nunca la vieron otra vez.

About rockcanyon

Rick Walton has worked as a cook in a Mexican restaurant, a secretary, a missionary, an arts administrator, a school teacher, and a computer software writer and designer. But now he has the best job of all–writing for children. He is the author of over eighty books for children. His works include joke books, picture books, a collection of poetry, activity books, a play, mini-mysteries, and educational software. He loves to read, travel, play the guitar, study foreign languages, and write. Rick graduated from Brigham Young University in Spanish, with a Portuguese minor. His wife, Ann, is a computer programmer who has worked for IBM, Novell, and WordPerfect, and who nows works for Rick. They have five children. They live in a hodge-podge house on a secluded lot with a thousand trees, in the shadow of the Rocky Mountains. View all posts by rockcanyon

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: